Sin comentarios aún

Nuevo año de bendición para la Juventud Mixta de Rancagua.

 

Nuestra  querida juventud mixta cumple un año más de servicio al señor, dando inicio a esta celebración con un servicio de adoración a Dios en el Templo anexo Obispo Mamerto Mancilla Tapia,coordinado por nuestro hermano Yerko Godoy, siendo de gran bendición en aquel  lugar, demostrándose el gran amor fraternal de nuestros hermanos.

El hermano Felipe Medina fue quien dio lectura y exhortación a la palabra del señor, la cual se encontraba en Hebreos Capitulo 4, Versículos 12 y 13.

Donde el señor nos hablo claramente de su “PALABRA”, siendo viva y eficaz, cautivando el corazón de los que la oyen, pero hermano amado ¿Cuántas veces hemos escuchado la palabra de Dios?, cuando Dios nos habla esta palabra enamora, encanta, llega a lo más profundo de nuestro corazón.

Como hemos observado la obra del señor ha avanzado en nuestra juventud, pero nuestro Dios nos hizo una pregunta ¿Dónde han puestos los ojos jóvenes y señoritas?, ¿Los hemos puesto en Dios?, ¿Qué te parece imitar al autor de la vida?, esas interrogantes marcaron nuestros corazones, ya que, como juventud tenemos que buscar al señor, porque que El ya pago un precio por nosotros, ¿Qué tal si pagamos uno por El?, quizás nos faltara la vida para agradecerle todas las maravillas que ha hecho con nosotros, sacándonos del polvo de la tierra, de donde no valíamos nada, pero para El valemos todo.

Fue de gran bendición su palabra, luego de ella se realizo un programa dirigido por nuestra hermana Morin Astorga, quien dio algunas oportunidades para nuestros jóvenes, contando como Dios ha bendecido sus vidas, llenándolas de alegría y gozo, entonando una hermosa alabanza como juventud, “Lo que has hecho por mí es algo muy grande, mientras viva yo quiero alabarte, tu eres señor lo más grande en mi vida, conmigo tú estás de noche y de día, yo sé que tú vives y estas a mi  lado, te amo, te quiero, te alabo mi rey de amor».

Finalizando este día, nuestro hermano Juan Godoy nos despide con la bendición.

“Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén.”

Publicar un comentario