Sin comentarios aún

«Pacto de gracia – Segunda parte» Culto General domingo 8 de Marzo de 2020

Nuestro Culto General de día domingo se llevó a efecto este 8 de marzo en el Templo Matriz, donde tuvimos una nueva oportunidad para recibir el mensaje de la palabra del Señor, entonar alabanzas y ser bendecidos por las manifestaciones del Espíritu Santo.

El servicio estuvo coordinado por el hermano Carlos Sotelo Rojas, Oficial Diácono. Los Coros de la iglesia entonaron hermosas alabanzas, comenzando por el Coro General que entonó «Hay un canto nuevo», «En la vergonzosa cruz», «Conmigo va» y «Nada es imposible». Asimismo, el Coro de Adolescentes entonó las alabanzas «A sus pies», «Su sangre» y «Digno es el Señor». Cada alabanza fue antecedente claro de lo que Dios hablaría por el mensaje de su palabra, siendo de gran bendición espiritual para la vida de cada asistente.

Los avisos de la semana fueron entregados por el hermano Felipe Medina, quien también recuerda que los días 16 al 22 de marzo celebraremos nuestro Aniversario Nº 97.


Palabra de Dios | «Pacto de gracia: Segunda parte»

El mensaje bíblico estuvo a cargo de nuestro pastor Mauricio Moreno, quien dio lectura al versículo 12 del capítulo 8 del Libro de Hebreos «Porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades». En su exhortación el siervo de Dios, inspirado por el Espíritu Santo, señala que esta tarde continuamos hablando sobre el «Pacto de gracia», el cual abre una puerta que lleva al perdón de pecados, entendiendo el gran don otorgado por Dios. En su explicación, nuestro pastor señala que el pecado tiene 3 condiciones: las injusticias, el pecado por omisión y las iniquidades, pero también menciona que hay un remedio para aquellas condiciones: Cristo y su sacrificio perfecto, cuando manifiesta: «Seré propicio a sus injusticias».

Cuando Jesucristo muere su sangre se convierte en virtud, que vino a darnos vida. La sangre de Cristo sana, limpia, perdona pecados como un acto de la libre gracia de Dios, él resuelve perdonarnos. Todo esto para darnos vida eterna. Para ir al cielo hay que ir limpios, con fe, llenos del Espíritu Santo.

Al finalizar la exhortación bíblica se realiza un llamado a todos quienes quieran ser lavados por la sangre preciosa de nuestro Salvador, aquellos que desean ser perdonados y estar en comunión con Dios.


Durante nuestro Culto también se bendice la Caja de mercadería entregada por el Cuerpo de Juventud Mixta y se ruega también un ungimiento especial por nuestra hermana María Moreno, para que Dios restablezca su salud.

Fotografías: Efraín Arriagada

  • Transmisión en vivo

  • Galería fotográfica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comunicaciones IMPCH Rancagua

Publicar un comentario