Sin comentarios aún

«Prosigo a la meta» Culto General domingo 15 de Marzo de 2020

El domingo 15 de marzo vivimos un nuevo Culto dominical coordinado por el hermano Jorge Morán Silva, Oficial Diácono de nuestra Iglesia. En esta instancia se dio lectura al Salmo Devocional Nº 100, para luego realizar una oración de invocación al Señor con el propósito de que su presencia se haga sentir en la vida de sus hijos.

Las alabanzas entonadas por el Coro General fueron “En un monte lejano”, “Consagrado a ti”, “En ti confiaré” y “Canaán es nuestra meta”. Por su parte el Coro de Adolescentes entonó “Jesús es la persona” y “Cristo ha tomado mi vida”.

Los avisos del Señor en este día fueron entregados por el hermano Carlos Sotelo Rojas, Secretario General de la Iglesia.

En su oportunidad nuestro pastor comentó también sobre la contingencia nacional, orientando a nuestros hermanos de la tercera edad y niños a tomar los resguardos necesarios para evitar la propagación del Coronavirus · COVID 19.


Palabra de Dios | Filipenses 3:12 al 16 “Prosigo a la meta”

El mensaje de la palabra de Dios estuvo a cargo de nuestro pastor Mauricio Moreno Cantillana,

El motivo del envío de esta carta de Pablo a los Filipenses es agradecer y hay un tema clave: Dios nos llamó para bendición, el tema es que a veces lo confundimos con materialismo. Debemos recordar que en el evangelio vamos a vivir pruebas y dificultades,  mencionando el apóstol algo que hemos olvidado como cristianos: el gozo en el servicio.

En la exhortación nuestro pastor pone énfasis en qué significa servir a Dios, rescatando lo que Pablo plantea en el capítulo 2 que no debemos hacer las cosas por contienda o por vanagloria, si no por bendecir a Dios. Servir a Dios es hacerlo todo por amor y no por contienda, en segundo lugar que nadie mire por lo suyo propio, debe existir en nosotros el amor fraternal y demostrarlo con nuestros hermanos y nuestro prójimo; y en tercer lugar: ser luminarias.

La reflexión bíblica nos llama a confiar en Dios, en sus promesas, en que en medio de todo Dios tiene el control y nosotros debemos actuar en amor fraternal hacia nuestros pares. “La fe es con obras”.

De igual forma, nuestro pastor hace una analogía con el comportamiento de las palmeras, quienes a pesar de todas las inclemencias del tiempo que deben sufrir permanecen de pie, firmes. En tercer lugar debemos ser luminarias, mientras tengamos la fe puesta en Dios no dudemos que Él nos va a levantar, ante todo debemos estar siempre gozosos.

Las palabras de Pablo atacan nuestros egos, nos hemos olvidado que, a pesar de la bendición, todo es por misericordia de Dios. Si hoy estamos aquí, debemos reconocer que es por la meta que debe existir en cada cristiano: la Salvación de nuestra alma. Pablo reconoce que nada es por méritos personales, sino por proseguir la meta, el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Hoy nos falta tener claro a quien seguimos, vamos a vivir diversas situaciones, pero si miramos la meta podremos tomar fuerzas y alcanzar Salvación. Estamos en los tiempos donde el único que debe darnos testimonio de las cosas es el Espíritu Santo, testimonio de que estamos haciendo las cosas bien, de que estamos siendo más espirituales que materialistas.


Fotografías: Javiera Valdés

  • Transmisión en vivo

  • Galería fotográfica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicar un comentario